Valores

Primero, las necesidades del cliente.

Conocimientos en derecho actualizados. Intervengo en borradores de iniciativas legislativas de manera que mis conocimientos no sólo son actualizados sino también profundos.  Establezco las conexiones entre variadas áreas del derecho en el caso concreto estableciendo una visión 360º. 

La honestidad ante todo. Cuando soy yo la clienta quiero y demando honestidad. Te voy a decir las cosas como las pienso. 

Trato directo. Llevo adelante los asuntos de manera escrupulosamente directa. Por supuesto que hay colaboradores en mi despacho, pero yo sigo y me responsabilizo de todo cuanto pasa, y en otro prisma, el cliente siempre se puede dirigir a mí.

Confianza. Algunos de mis clientes se han convertido en grandes amigos. Con la combinación de los anteriores valores, a lo largo de un trato de varios años, se ha generado un sentir de confianza mutua que nos hace ser el mejor de los equipos.